Garantía de calidad para el alambre plano y los perfiles en la industria de la laminación en frío Gráfico deslizante

Aseguramiento de la calidad para acero plano y perfiles

Tras el primer artículo sobre la competencia en fabricación, nuestra serie de entrevistas se centra ahora en el aseguramiento de la calidad. Matthias Schmitt, del Departamento de Tecnología de Materiales, explica la estrategia y las medidas que toma Waelzholz para garantizar propiedades de material constantes.

Señor Schmitt, ¿qué importancia tiene el aseguramiento de la calidad en Waelzholz?

«Podemos afirmar que, actualmente, el aseguramiento de la calidad es un tema central para todos los fabricantes de materiales. En Waelzholz destacan especialmente la calidad incondicional y la fuerza innovadora que impulsan la garantía de calidad. Por poner un ejemplo: la “estrategia de cero defectos” suele orientar el control de los métodos propios, pero deja margen para la permeabilidad de deficiencias en las fases previas. Actualmente, Waelzholz cuenta con una amplia implementación de la tecnología de corriente de Foucault, que nos permite detectar la calidad de la superficie durante la producción.

Esta calidad incondicional está arraigada en nuestros principios: suministramos materiales de alta calidad para aplicaciones complejas. Esto suele implicar tolerancias más estrictas y materiales muy homogéneos, lo que no solo garantiza un producto final excepcional sino también un tratamiento seguro a lo largo del proceso».

¿En qué consiste la tecnología de corriente de Foucault que ha mencionado?

«La tecnología de corriente de Foucault es un conocido método físico que nosotros hemos adaptado y optimizado para la tecnología de alambre plano. Generamos campos magnéticos en los materiales por inducción. Estos campos magnéticos son fáciles de detectar. La clave está en que las desviaciones en las propiedades del material influyen en el campo magnético. Hacemos visibles las propiedades del material a través del campo magnético, por así decirlo. Hemos desarrollado este método para nosotros de forma que la medición pueda llevarse a cabo durante la producción en curso. De este modo, podemos tomar medidas correctivas específicas y garantizar unas propiedades de material perfectamente homogéneas. Para nuestros clientes, esto se traduce en un alto grado de fiabilidad, por ejemplo, al utilizar nuestros materiales en componentes automovilísticos relevantes para la seguridad».

¿Cómo se realizan los controles de calidad?

«Por lo general, nuestros controles de calidad están sujetos a procesos fijos que se siguen meticulosamente y se documentan de forma constante durante los procesos de producción. Nuestro objetivo principal es garantizar siempre una calidad óptima durante la producción, de ahí la amplia inversión en tecnología de medición y control de nuestras instalaciones, como en la prueba de corrientes de Foucault. Nuestros sistemas detectan si un parámetro tiende a moverse hacia un límite de tolerancia y lo reajustan en una fase temprana. Además, siempre probamos muestras de la producción en nuestros laboratorios de tecnología de materiales».

¿Qué tan extensas pueden ser las pruebas realizadas internamente en Waelzholz?

«En primer lugar, es interesante saber que poseemos todos los equipos de prueba y análisis pertinentes en nuestras instalaciones. Sin duda, esto es algo único en la industria del laminado en frío. Entre ellos cabe mencionar, por ejemplo, un microscopio electrónico de barrido y puestos de medición de coordenadas 3D para la medición de perfiles. El microscopio electrónico de barrido tiene una resolución extraordinariamente alta, de 2 a 3 nanómetros. Por hacernos una idea: un átomo de hidrógeno tiene 0,1 nanómetros de diámetro y un cabello humano tiene 100.000 nanómetros de grosor. El aparato tiene una profundidad de campo excelente y un alto contraste. La exactitud con la que detecta la topografía de un material es sencillamente impresionante. Este equipamiento no solo nos ayuda a garantizar la calidad, sino también a desarrollar los productos. Con todos estos recursos en nuestra propia empresa, podemos ser extraordinariamente rápidos y reducir también el tiempo que tardan los productos en salir al mercado, algo que valoran mucho nuestros clientes. Eso es una verdadera ventaja».