Cinta adhesiva Fosfatado de zinc para el acabado de la superficie Gráfico deslizante
| Productos

Fleje de acero fosfatado: la polifacética fosfatación de cinc

La particularidad del llamado fleje de acero fosfatado es el proceso de fosfatación de cinc al que está sometido, que genera la formación de capas. Al estar químicamente ligado con la superficie del fleje, se convierte en un elemento realmente polifacético que sirve de base para otros pasos de procesamiento y acabado. En combinación con un lubricante, por ejemplo, permite un buen conformado de los materiales sólidos o sirve como base de adherencia para múltiples acabados superficiales. Gracias a los tamaños capilares ajustables con precisión, la capa de fosfato puede utilizarse de diversas maneras.

Debido a la fosfatación de cinc, también llamada bonderización, sobre la superficie del fleje se forma una capa cristalina repleta de cavidades y capilares. Gracias a su estructura en forma de aguja, aumenta la superficie real del fleje, lo que crea una estructura superficial óptima para el tratamiento posterior. El proceso de bonderización permite ajustar con precisión el espesor de la capa, el tamaño de los capilares y la rugosidad de la superficie. Y eso no es todo: puesto que la capa de fosfato está químicamente ligada al fleje, ofrece múltiples posibilidades para el acabado superficial posterior:

  • Uso de jabones
  • Uso de grasa, aceite y otros lubricantes
  • Aplicación de pinturas y revestimientos orgánicos
  • Aplicación de selladores orgánicos sin formación de película
  • Aplicación de selladores orgánicos o inorgánicos

El fleje de acero fosfatado en el microscopio electrónico de barrido: la capa cristalina de la fosfatación de cinc está repleta de cavidades y capilares. Es ideal como depósito de lubricante o como base de adherencia.

Función de la lubricación para procesos de conformación complejos

Algunos productos fabricados con fleje de acero son más bien pequeños, pero tienen una geometría compleja y están sometidos a grandes esfuerzos durante su aplicación; es el caso, por ejemplo, de los taqués de buzos, los manguitos de los rodamientos de agujas, las poleas tensoras y de inversión o los componentes de motosierras y taladradoras. Estos productos se enfrentan a un reto: para su campo de aplicación, algunos componentes requieren además un material con mayor resistencia de tracción a la rotura. Sin embargo, para adquirir su compleja geometría, necesitan una gran variedad de procesos de conformación, y el aumento de la resistencia del material no es ideal para ello. Una solución perfecta para estos requisitos, que en un primer momento pueden parecer contradictorios, es el fleje de acero fosfatado. La superficie, que en este caso está dotada de un sistema de lubricación especial, reduce considerablemente la fricción durante los procesos de conformado y garantiza así la armonía de los opuestos.

Baroudi Zelit, Jefe del Departamento de Garantía de Calidad y responsable de la producción de fleje de acero fosfatado en Waelzholz, explica el principio que subyace a la capa portante de lubricante del fleje de acero fosfatado: «Refinamos la superficie de los flejes de acero laminado en frío a través de un proceso de fosfatación especial. Mediante este proceso, el material adquiere capas de fosfato de cinc, de estearato de cinc y de un jabón reactivo en varias fases de producción. El resultado es un sistema de lubricación interconectado con el material».

Además, la lubricación estándar permite un elevado número de carreras en los procesos de conformación y garantiza un menor desgaste de la herramienta de conformación. El fleje de acero fosfatado no solo soporta las tensiones mecánicas y térmicas de las deformaciones complejas, sino que también garantiza su rendimiento de lubricación en los procesos de conformación de varias fases gracias al aumento de la superficie. Esto se debe a que el sistema de lubricación no solo se aplica sobre la superficie, sino que también está incrustado en los capilares por todo el espesor de la capa.

Alta calidad constante en siete líneas de fleje de acero fosfatado alrededor del mundo

El polifacético fleje de acero fosfatado, con su capa de fosfato de cinc, se puede personalizar en función de los requisitos del cliente. Para un cliente del sector automovilístico, por ejemplo, los flejes se someten a un cepillado especial para lograr resultados de adherencia y precisión óptimos en los procesos de embutición profunda.

«Configuramos el fleje de acero fosfatado con nuestros clientes. En algunos casos, también diseñamos soluciones especiales», informa Zelit, experto en flejes de acero fosfatado. «Gracias a nuestra competencia, no solo tenemos siempre en cuenta los requisitos del uso posterior, sino también los procesos de producción del cliente. La eficiencia de la maquinaria, el bajo desgaste de las herramientas y la calidad constante son factores fundamentales para nosotros».

Una vez desarrollado y contrastado con el cliente, el fleje de acero fosfatado se puede producir con características idénticas en las sedes de Waelzholz de todo el mundo. Actualmente, Waelzholz cuenta con siete líneas de fleje de acero fosfatado coordinadas entre sí en Brasil, China y Alemania. De este modo, podemos ofrecer a nuestros clientes un fleje de acero fosfatado de la mejor calidad, estén donde estén.

Fleje de acero con fosfatación de cinc: aplicaciones prácticas

Lubricante

con jabones, aceites y grasas

  • Mejora de las propiedades lubricantes en el proceso de conformado
  • Mejora de las propiedades deslizantes de las piezas móviles de la máquina
  • Mejora de las propiedades de rodaje / funcionamiento en seco de las piezas móviles de la máquina
  • Reducción de la resistencia al deslizamiento

Protección anticorrosión

  • Protección temporal contra la corrosión solo con la capa de fosfato de cinc
  • Mayor protección anticorrosión en combinación con aceites, jabones y/o pasivación

Base de adherencia

  • Pinturas
  • Revestimientos
  • Elastómeros