Planta de producción de acero en Taicang (China) por fotografía aérea de Waelzholz

La sede de Taicang duplica su producción

Waelzholz invierte en China

China: un mercado emergente en muchos sectores. Tener una sede aquí ya no es suficiente para aprovechar las oportunidades locales. Se necesita una estrategia. Para Waelzholz, se trata de aprovechar plenamente el potencial existente en el mercado con su amplia experiencia en materiales. Por este motivo, la ampliación actual de la fábrica Waelzholz New Material de Taicang con 10.000 m2 de superficie de producción en una nueva nave doble trae consigo varias ventajas: las nuevas instalaciones no solo permitirán a la empresa duplicar su capacidad de producción, sino que favorecen su objetivo de ofrecer una amplia gama de productos a nivel local.

Jürgen Jentsch, Director Técnico de Waelzholz New Material y Jefe de Proyecto informa: «En Taicang, ya contamos con un tren de laminador de cuatro cajas, hornos de recocido en campana e instalaciones de corte longitudinal. Este parque de máquinas tendrá ahora el complemento perfecto. Entre las nuevas adquisiciones, se encuentran otro tren reversible de cuatro cajas, una instalación de corte longitudinal y un bobinador. Además, a los ocho zócalos de recocido de la nave principal se sumarán ocho más».

Una inversión de futuro

«Nuestra inversión está claramente orientada hacia las oportunidades que ofrece el mercado asiático», explica Jentsch. «Vemos un gran potencial en muchos sectores del continente, como la industria, la energía y, naturalmente, la automoción. Aquí podemos destacar con nuestros conocimientos y nuestros productos especiales. Y esto es precisamente lo que ofrecemos con las nuevas instalaciones: una gama de productos enormemente amplia, altos estándares de calidad y una respuesta rápida y flexible gracias a la ubicación local. Es decir, exactamente lo más importante para nuestros clientes». Con la inversión en la planta de Taicang, Waelzholz funde sus conocimientos sobre materiales y procesos con las ventajas del abastecimiento local y las rutas cortas.

Y en relación a los estándares de calidad: a diferencia de la clásica medición de planeidad, en el nuevo tren de laminador se ha integrado un sistema de control de planeidad que permite ajustar los flejes de forma óptima durante el mismo proceso de laminación. Jentsch: «En definitiva, con cada nueva inversión siempre nos situamos a la vanguardia de la tecnología de plantas. De este modo, mejoramos nuestros procesos continuamente».

Las medidas de expansión en la sede de China se están aplicando a toda máquina. Los hornos de recocido de campana que se han añadido en la nave principal ya están completamente operativos; la puesta en marcha de las instalaciones restantes está prevista para mediados de 2020. Con la ampliación de su capacidad de producción en China, el grupo Waelzholz sigue fiel a su estrategia de internacionalización.

Datos y cifras sobre la ampliación de la sede de Taicang

  • La capacidad de producción de Waelzholz New Material en Taicang será de 120.000 toneladas de fleje de acero al año una vez que estén listas las nuevas instalaciones. Unos 220 empleados trabajarán en la planta.
     
  • Todas las calidades clásicas de fleje de acero de Waelzholz se producirán in situ: ya sean fácilmente conformables, de alta resistencia, resistentes al desgaste, anisotrópicas o isotrópicas, fosfatadas, de tolerancias restringidas, magnetizables, etc. Se pueden obtener anchos finales de hasta 650 milímetros y espesores finales de 0,5 a 10 milímetros.
     
  • para la nueva construcción, se ha adquirido un terreno de 13.000 m2. Las instalaciones de la fábrica ocupan ahora un total de 33.000 m2.
     
  • La nueva nave tiene una superficie de producción de 10.000 m2 y, junto a ella, hay edificios anexos dedicados al taller metalúrgico, al suministro eléctrico y a la preparación de emulsiones.